Apadrina un olivo

Apadrina un olivo

Apadrina un olivo

Algo vieron los Fenicios, Íberos y Romanos en las montañas donde ahora se asienta la localidad de Oliete, para decidir plantar inmortales olivos en ellas. Los olivos necesitan compartir su sabiduría y sentir al ser humano cerca para premiarle con su oro líquido. Cultivarlos no consiste sólo en plantar y dejar crecer, sin cuidados es un árbol destinado a desaparecer. ¿Por qué?
30 años de abandono para 100.000 historias centenarias
Los chitos
El gran enemigo de estos supervivientes centenarios, junto con plagas y sequías, es el abandono, con su consecuente aparición de los “Ramos” –conocidos también en la región de Teruel como “Chitos”– ramas que nacen desde la base del tronco robando los recursos que el árbol debería destinar a si mismo y a su fruto, la oliva.
Ahogado sin aire ni luz, terminará convertido en un arbusto insano. Finalmente se secará y morirá.
Te mostramos las 8 diferencias
  • Poda / Eliminación restos de poda
  • Eliminación de chitos
  • Labranza del suelo
  • Cubierta espontánea
  • Fertilización del suelo
  • Abono foliar con purín de ortiga
  • Tratamiento ecológico plagas
  • Riego
Sueña, apasiónate, sé parte de la solución:
En apadrinaunolivo.org depositamos toda nuestra pasión y mimo en salvar y proteger los más 100.000 olivos centenarios abandonados. Necesitamos padrinos y madrinas con ganas de cambiar la historia de Oliete, un pueblo en vías de desaparición.
¿Listo para cambiar el mundo?
Juntos conseguiremos recuperar y poner el olivar abandonado en valor, conservar la biodiversidad de la zona, mientras generamos la economía sostenible y social que un pueblo como Oliete necesita para subsistir en el tiempo.